LOGISTIC SUMMIT & EXPO
FOOD TECHNOLOGY SUMMIT & EXPO MÉXICO

Distribución y transporte: binomio para un mejor ruteo


junio, 2018


Distribución y transporte: binomio para un mejor ruteo

Al menos 54.77% de las empresas en México cuenta con tecnología para la localización de unidades de transporte de mercancía; y uno de los motivadores es la inseguridad en el transporte, según estudio de APICS Capítulo México. En ese escenario, las empresas transportistas y desarrolladoras de tecnología crean estrategias para hacer una mejor distribución en las grandes ciudades. No obstante, reconocen que aún falta mucho por trabajar para alcanzar la eficiencia en el transporte.

 

Pulso de la aplicación de la tecnología

De acuerdo con el estudio sobre Tecnología en Transporte y Distribución, de APICS Capítulo México marzo 2018, una de las tecnologías más adoptadas entre los sectores transportista y de distribución es la geolocalización con 50.77%, seguida por el WMS con 46.75%.

En tercer lugar se encuentra el establecimiento de un departamento de innovación para estas áreas con 24.92%; el cuarto, el uso de formatos electrónicos con 29.86%; y en quinta posición está el internet de las cosas (loT) en uso, pero fue ubicado por las empresas como la segunda en adopción a corto plazo con 48%.

 

La investigación también revela que la adopción de tecnologías en el país todavía es baja y no se proyecta una mejora relevante a corto plazo. Un ejemplo de esto es el bajo uso del TMS (sistema de gestión del transporte), revelando la falta de consideración de la optimización del transporte como un alto beneficio, por lo que no invierten en este tipo de plataformas.

 

Gastón Cedillo, Responsable Técnico del Instituto Mexicano del Transporte (IMT) IMT-Laboratorio Nacional CONACYT en Sistemas de Transporte y Logística, refiere que existe un bajo uso de tecnología de vanguardia que permita, tanto a las empresas como a la autoridad, contar con sistemas de distribución de mercancías efectivos y sostenibles para hacer un mejor ruteo.

 

Desafíos de la distribución en México

Respecto hacia dónde se enfocan los desafíos que enfrenta la distribución en México, Ricardo Bustamente, Director General de Grupo UDA, insta a cambiar el panorama en el que aún muchos operadores elaboran reportes manuales. El directivo también sugiere que las entregas deben ser más eficiente mediante el uso de tecnología, y documentar las devoluciones, de manera que quienes manejen muchas unidades puedan eficientar sus procesos.

 

Al respecto, César IIich López Sánchez, Director Comercial de Recurso Confiable, documenta que más del 60% del mercado sigue utilizando métodos antiguos y manuales que dan como resultado un alto costo de distribución y mucho tiempo invertido para la gestión.

 

En opinión de Gastón Cedillo, las empresas continúan viendo a la distribución como un tema interno que es parte de su estrategia y que no puede compartirse con otras empresas y, menos aún, ser susceptible de sincronizar esfuerzo con las autoridades.

 

Carlos Vega, Gerente Comercial de LISTECH, afirma que el comprador espera que se le entregue su mercancía lo más rápido posible, en el horario establecido y en las mejores condiciones. Esto va de la mano con el tema de la tecnología que más que un lujo es una herramienta indispensable para cumplir con la calidad y los estándares del consumidor final.

 

En ese sentido, Sebastián Ojeda, CEO de Beetrack, considera que uno de los factores que ponen a prueba día a día la operación logística de las empresas en el sector de consumo es el tiempo de respuesta. “Es muy importante que el sistema de planeación tenga un algoritmo potente y dé respuesta temprana. El tiempo es oro en la distribución y del resultado de la planificación depende la preparación de los pedidos para ser cargados a las unidades móviles”.

 

Para Arturo García, Gerente de Marketing y Desarrollo de Negocio de Ticket Car, hace falta mayor profesionalización de los conductores y de la gestión mediante mantenimientos preventivos y correctivos, así como una gestoría documental alrededor de las flotas y la identificación de las mejores rutas en cuestión de tiempo o de costo, sin perder de vista la variación de los precios de los combustibles.

 

Desde la perspectiva de Pamela Franco, Logistic Sales México de Maplink, la continua y rápida introducción de nuevos productos, la falta de visibilidad de la operación en tiempo real, las restricciones de caminos para vehículos especializados y el poco uso de los KPI dentro del análisis operativo, son elementos que retan a las compañías. En tanto que Edgar Paredes Chiang, Director Comercial de Blac Solutions, agrega que la inseguridad en las carreteras es también un elemento decisivo.

 

Impacto de la transformación tecnológica en la operación

En opinión del investigador Gastón Cedillo, la transformación tecnológica impacta de forma crítica a las compañías, ya que la falta de competencias certificadas en logística hace que no se tenga una sólida base que favorezca, primero, la adopción, y segundo, el desarrollo de tecnologías para la distribución de mercancías de forma efectiva. “Ante una competencia cada vez más globalizada, las empresas que no cuenten con competencias y tecnología van a ser desplazadas por aquellas que se han preocupado por pasar de una estrategia competitiva estática o de costos bajos, a una con base en una ventaja competitiva dinámica o con base en las competencias, la innovación y la tecnología”, afirma.

 

Respecto a cómo las plataformas digitales están transformando la administración de flotas, Arturo García dimensiona que gracias al incremento del uso del internet, la acelerada adopción de los smartphones y la digitalización de los servicios, el entorno en México es cada vez más propicio para la implementación y adopción de nuevas soluciones amigables tanto con los administradores de las flotas de las organizaciones como para sus conductores.

 

Para el Director Comercial de Recurso Confiable contar con sistemas de ruteo inteligente permite planear las mejores opciones de horas de despacho con base en los tiempos históricos; además, el desarrollo de las APP posibilitan a los conductores tomar las mejores decisiones en cuanto a opciones de rutas, utilizando aplicaciones como Google maps.

 

Rastreo satelital y telemetría: combinación de tecnologías

Con base en datos del estudio de APICS Capítulo México 2018 —arriba mencionado— el 31.61% de las empresas no utiliza la geolocalización de unidades de transporte y no tiene considerado hacerlo a corto plazo, y 13.62% está en proceso de evaluación de un proveedor para una próxima implementación. Uno de los grandes motivadores para la adopción de dicha tecnología, se indica en el estudio, es el índice de inseguridad en el transporte. En ambientes dinámicos, la geolocalización permite modificar rutas y destinos en tiempo real y aporta flexibilidad a la organización.

 

Pamela Franco coincide con lo anterior y señala que el principal objetivo del rastreo satelital en nuestro país es la seguridad a través de sensores de puertas, paro de motor, protocolos de seguridad con geocercas, etc. Los desarrolladores están incorporando funciones logísticas como medición de horas de trabajo, optimización de rutas, itinerarios electrónicos, entre otras.

 

En ese sentido, la evolución en sistemas satelitales va hacia sistemas más robustos que integran detección de malas prácticas en la conducción, sensores de seguridad en las cajas y de temperatura, sistemas bloqueos, entre otros, especifica Sebastián Ojeda.

 

Desde la óptica del ejecutivo de Blac Solutions, actualmente el rastreo satelital y sus periféricos están desarrollados al máximo, no obstante, “todos los disparadores que emiten no logran tener efectividad porque del otro lado hay centros de monitoreo que carecen de herramientas tecnológicas para ejecutar al 100%”.

 

El Gerente Comercial de LISTECH asegura que el principal objetivo del rastreo es la telemetría, en donde se toman todos y cada uno de los signos vitales del vehículo y del conductor para analizarlos. “El enfoque está en la forma de conducción y en agregar sensores extra, diferentes a los que se leen de la computadora del vehículo, normalmente sensores de temperatura que van en el sistema de refrigerado o en la caja, así como los sensores tradicionales de apertura de pruebas para temas de seguridad”, explica.

 

Para algunos desarrolladores de tecnología como Grupo UDA, hoy existe una combinación de tecnología del GPS, la telemetría y el internet de las cosas. “Mediante un sensor de temperatura mandamos información al GPS y éste lo manda por telemetría”, detalla el directivo de esa empresa.

 

Ambas tecnologías, GPS y telemetría, se complementan. La combinación tanto de la telemetría como del GPS es necesaria para obtener información en tiempo real, cumplir con los compromisos de entrega y salir bien librados en el uso y buen mantenimiento de la flota, agrega Carlos Vega.

 

En México, afirma el CEO de Beetrack, habrá una revolución  sin precedentes en la distribución en la medida en que la telemetría evolucione al concepto del internet de las cosas y se combine con tecnologías como la inteligencia artificial. Esto facilitará la operación de las empresas y su relación con sus clientes.

 

Según el estudio de APICS Capítulo México sobre tecnología en transporte y distribución, el internet de las cosas aún no es bien comprendido entre la comunidad logística en México y, por lo mismo, no se valora la contribución que puede dar a la ejecución y a la planeación.

 

Acerca de cómo los proveedores de tecnología conciben a la telemetría, Edgar Paredes considera que ésta genera big data, la cual se debe transformar en Smart data, y toda esa información mejorará los procesos en la cadena de suministro haciéndola más rentable.

 

“Hoy en el mercado existen proveedores que tienen convenios con los principales proveedores de motores, los cuales alertan con anticipación de las fallas en los motores, avisos de mantenimientos predictivos, rendimientos óptimos, entre otros”, expresa César IIich López.

 

Empresas como Maplink visualizan a los equipos de telemetría como datos en tiempo real del estatus de la unidad y hábitos de manejo del conductor, los cuales, al empatar esta información con un plan de ruta previamente optimizado, permiten identificar incumplimiento de servicios, desviaciones de rutas, distancias planeadas frente a reales, etc.

 

Recomendaciones para un mejor ruteo

Hacer un buen ruteo depende de varios factores. Antes de adquirir e implementar algún sistema tecnológico, empresas como Grupo UDA sugieren hacer una consultoría, que implica realizar un diagnóstico para conocer cómo está operando la empresa, con qué herramientas cuenta, qué necesidades tiene y, a partir de ahí, ir creciendo.

 

Otras de las recomendaciones de los expertos apuntan a la definición de los objetivos en cuanto a costos y servicio de cada cliente para, sobre esa base, establecer un plan medible y ejecutable. Posteriormente, es necesario contar con herramientas tecnológicas que ayuden a la compañía en el desarrollo de dicha planeación, apoyándose también en la movilidad para el análisis en tiempo real de la ejecución versus el plan.

 

Compañías como Beetrack recomiendan iniciar con la medición de la operación para posteriormente incorporar herramientas de planeación, dependiendo del nivel de complejidad de las rutas de la empresa.

 

Para una mayor visibilidad, Blac Solutions aconseja utilizar al máximo la tecnología haciendo integraciones entre sus proveedores de rastreo y los ERP a fin de que la inteligencia artificial, a través de software, reduzca los índices de robo y dé mayor rentabilidad a cada área.

 

A decir de César IIich López, es clave que el área de distribución se involucre de manera directa con el departamento de ventas y defina pedidos mínimos de venta y ventanas de recibido. Esto dará como resultado mayor eficiencia de carga y una reducción en el número de despachos por camión. “En conjunto el uso de un sistema de ruteo inteligente que nos ayude a planificar el proceso desde el picking, la carga y hasta el despacho”.

 

Proyectos para el mejoramiento de la distribución urbana

Las empresas transportistas, proveedoras y desarrolladoras de tecnología, así como el IMT han implementado diversas estrategias y proyectos para lograr una distribución más eficiente.

 

El IMT —con apoyo de la embajada del Reino de los Países Bajos y en conjunto con la Universidad Tecnológica de Eindhoven y el Instituto de Planeación Municipal de Querétaro— diseñó el laboratorio en Tiempo Real de Logística Urbana (LogistiX-Lab), que busca mejorar la distribución de mercancías en ciudad. Con los resultados arrojados por el estudio, se va a conformar un Manual de buenas prácticas y tecnología para la distribución urbana de mercancías en centros históricos que podrá ser usado a nivel nacional.

 

En materia de sistemas de gestión de transporte, Meplink cuenta con Axiodis, un TMS de optimización de rutas y comprobación de entrega; así como Maplink Platform, que son API de optimización para complementar plataformas de rastreo.

 

En este mismo rubro de administración de flota, Edenred ha desarrollado un monedero electrónico llamado Ticket Car, certificado por el SAT (Sistema de Administración Tributaria) y diseñado para pagar y controlar el gasto de combustible. Es una plataforma online desde la cual se administran asignaciones de saldo de tarjetas de forma programable y automática, por centro de costos y regiones. El objetivo es detectar el rendimiento del combustible y validar la presencia del vehículo en la estación de servicio en el momento de realizar la carga.

 

La empresa Blac Solutions tiene el software Robotic Monitoring que robotiza todo el proceso de la cadena de suministro en el área de seguridad. Con esto se puede alcanzar hasta 80% de eficiencia, según la compañía.

 

LISTECH cuenta con herramientas que brindan información en tiempo real del desarrollo de rutas; además permiten comparar su planeación contra la ejecución y hacer los ajustes necesarios para el cumplimiento, así como proyectar tiempos y movimientos para hacer predicciones de cómo o cuándo se realizará el servicio.

 

Para la planeación y el tracking, Beetrack posee desarrollos enfocados en estas dos áreas de atención, cuyo objetivo es que el cliente reciba información mediante una visualización cada vez más amigable y de alto impacto.

 

Por su parte, Grupo UDA, a partir de mayo, dará soporte y colocará equipos a sus clientes transportistas para que hagan la migración de la red de 2G a 3G; la meta es mantener una amplia cobertura sin hacer una inversión inicial.

 

En materia de sustentabilidad, Recurso Confiable ha implementado acciones como: la identificación de los puntos de entrega (latitud y longitud); ventanas de horarios de recibo de los puntos de entrega; y capacidades y secuencia de carga y entrega.

 

Además del desarrollo y avances tecnológicos que se puedan sumar, Gastón Cedillo considera importante que todos los actores involucrados en la distribución y el transporte trabajen de manera consciente y en conjunto para alcanzar tanto la rentabilidad y la efectividad económica empresarial, así como el menor impacto en la calidad de vida en zona urbana.

 

Por Rosa Salas, Editora de contenidos Logistic Summit & Expo


© 2018 Todos los derechos reservados | Encumex