LOGISTIC SUMMIT & EXPO
FOOD TECHNOLOGY SUMMIT & EXPO MÉXICO

Conteo de carbohidratos: ¿cómo y por qué?


abril, 2018


Conteo de carbohidratos: ¿cómo y por qué?

Los científicos coinciden en que la alimentación con un bajo índice glucémico reduce el riesgo de padecer diabetes. Los consumidores son cada vez más conscientes de ello y por esta razón han aumentando la preferencia por los carbohidratos con bajo índice glucémico. Este nuevo argumento de salud impulsa a identificar de una manera más sencilla esta clase de alimentos.

 

En el marco del 21° Congreso Internacional de Nutrición (21st UNS-ICN, por sus siglas en inglés), realizado el año pasado en Buenos Aires, Argentina, se entrevistó al VP de Asuntos Reglamentarios y Comunicación Nutricional del Instituto BENEO, Anke Sentko, quien habló sobre los efectos negativos y positivos que tiene el consumo de carbohidratos y cómo se conecta la nutrición con la salud.

 

¿Cómo transmitir el conocimiento sobre salud y nutrición?

En la actualidad es fundamental promover un estilo de vida saludable y una dieta orientada a la prevención, por lo que la misión que tenemos como industria y de los institutos de nutrición como Beneo, es llegar a todos los consumidores para mejorar su nutrición. Esta tarea comienza con la elección de los ingredientes, porque éstos en su composición, integran los productos finales que se consumen y que podrán encontrarse en los supermercados, los cuales deben ofrecer una buena oferta con características saludables.

 

¿Cómo alcanzar ese objetivo? Con mejores ingredientes y elecciones más inteligentes para mejorar la forma en que el organismo humano reacciona frente a los alimentos. A su vez, esto se logrará en función de bases científicas sólidas. Como industria proveedora, estamos comprometidos en crear ciencia alrededor de los ingredientes para fortalecerlos y para que los fabricantes de alimentos y bebidas cuenten con buenas razones para utilizarlos.

 

¿Por qué el tema de los carbohidratos cobra relevancia?

Los carbohidratos son muy importantes en la dieta diaria, pues deberían representar más del 50%, porque no es saludable consumir demasiadas, pero la elección correcta de los carbohidratos es lo que marca la diferencia. Se deben elegir los carbohidratos buenos y desechar los malos. ¿Qué es lo que hace que uno sea bueno o malo? Hay formas de entender esta diferencia o clasificación. Lo importante es verificar qué carbohidratos impactan sobre el nivel de azúcar en sangre.

 

El control del nivel de azúcar en sangre (glucemia) es fundamental por su influencia sobre todo el organismo, debido a las hormonas que se ven influenciadas por un alto nivel de azúcar en sangre, que es lo que inhibe la oxidación y quema de las grasas. Por este motivo deben elegirse carbohidratos con bajo valor glucémico diariamente y a lo largo de cada día, comenzando por el desayuno, siguiendo con snacks y un almuerzo o cena con arroz o pastas. Si en cada momento del día se consumen alimentos con bajo valor glucémico mejorará el estado de salud en general. Existen ingredientes como Isomalt, almidón de arroz y fibras de raíz de achicoria, que poseen bajos niveles glucémicos comprobados desde que ingresan al organismo, además contribuyen a controlar el nivel de azúcar en sangre.

 

¿Cómo pueden contribuir los carbohidratos en la prevención de enfermedades crónico-degenerativas?

El control del nivel de azúcar en sangre es fundamental y debe abordarse con un enfoque amplio. Por un lado, debe controlarse o verificarse qué nivel real de azúcar existe en la sangre y, por el otro, su relación con la obesidad o con el funcionamiento hormonal, por ejemplo. Se trata de un círculo: la obesidad se genera por la diabetes o la diabetes por la obesidad. Existen muchos vínculos entre enfermedades crónicas y hábitos alimenticios. El consumo inteligente de ingredientes es un factor clave a largo plazo. Los seres humanos viven cada vez más tiempo.

 

Estamos frente a un envejecimiento poblacional, es decir, de una generación envejecida, donde el control del azúcar en sangre es esencial incluso para las mujeres embarazadas, en otras palabras, es muy importante desde antes del nacimiento mismo, ya que hoy se sabe que la diabetes afecta la vida de los bebés durante su gestación. Además, a medida que se transitan las distintas etapas de la vida, desde la niñez y la juventud hasta la vejez, el nivel de azúcar en sangre se vuelve primordial, pues el cuerpo va perdiendo elasticidad. En los 20 o los 30 años, se estira y vuelve a su posición normal inicial, pero con el paso de los años volver a la normalidad se dificulta o se torna imposible. Por todo esto, la elección acertada de ingredientes es muy importante desde las etapas iniciales de la vida, aunque nunca es tarde para empezar a hacerlo.

 

¿Qué efecto tienen las fibras probióticas en la microbiota intestinal, los desórdenes metabólicos y el nivel de la glucosa?

Comencemos por decir que un prebiótico es un alimento que llega hasta el intestino grueso y al colon, donde viven microorganismos. Se trata de un proceso natural. Todos tenemos esos microorganismos que se alimentan de los residuos alimentarios que llegan hasta allí.

 

Según qué alimentos sean los que obtienen esas bacterias de nuestro organismo, existen diferentes tipos que prefieren unos u otros alimentos. La clave en cuanto a los prebióticos es que éstos prefieren a  las bacterias buenas, las conocidas por sus influencias benéficas para quienes los ingieren. Así se multiplican y crecen dentro del organismo. De esta forma funciona el concepto de prebiótico. Estas buenas bacterias no permanecen en los intestinos, entran en el metabolismo, ingresan a la sangre y llegan hasta el cerebro, el hígado, los riñones. Desde el intestino se emiten señales hacia esos órganos, que influyen sobre el metabolismo. Esto significa que, por ejemplo, si las hormonas intestinales reciben la influencia de dichas señales, el cerebro sabe que el organismo está satisfecho (saciedad) y no se sigue comiendo. Esto ayuda a controlar el peso.

 

Esos procesos contribuyen a lograr una mejor calidad de vida y a tener un mejor metabolismo. Las hormonas intestinales también influyen sobre la sensibilidad, que es uno de los grandes impulsores del metabolismo, el cual es como una máquina en la que todo se mueve y en la que las distintas partes se enlazan entre sí y pertenecen a un todo. Este enfoque holístico permite comprender que lo que sucede en el intestino grueso influye sobre la ansiedad, el nivel de insulina, etcétera.

 

En ese sentido, ¿qué significa el “segundo cerebro”?

Es el que ayuda a la salud digestiva en lo relativo a la regularidad. Los prebióticos contribuyen a dicha regularidad y facilitan la defecación, el cual debe ser un proceso fluido, regular y producirse varias veces por semana. Son las señales provenientes de la descomposición de los alimentos en el metabolismo intestinal las que producen una o más contracciones, que facilitan la defecación.

 

Estas conclusiones se obtuvieron después varios años de investigación, de los cuales los últimos cinco han sido asombrosos. Los prebióticos fueron descubiertos y definidos hace 20 años en Bélgica, pero sobre todo en los últimos cinco años los estudios arrojaron avances significativos sobre la actividad cerebral, tema que sigue vigente. Son tiempos excitantes.

 

¿Cuál es el papel de la isomaltulosa en el control de la diabetes?

El tema del control del azúcar en sangre es muy importante, ya que todo alimento ingresa a la sangre y es allí donde comienza el proceso metabólico. Lo que hace tan interesante a la isomaltulosa es que es un carbohidrato que ingresa al organismo con lentitud. En muchos casos, si se desea tener un nivel más bajo de azúcar en sangre se debe reducir el nivel de carbohidratos, lo que quita energía. En el caso de la isomaltulosa, el organismo obtiene energía plena, pero de manera equilibrada.

 

Funciona porque la absorción de la energía es más lenta: se requiere toda la longitud del intestino para ello (45m). Cuando se ingiere azúcar o cierto tipo de almidón, la absorción se produce a los 30 centímetros del intestino. El ingreso de este carbohidrato se produce en pequeñas porciones a lo largo de todo el trayecto y no requiere regulación, porque no se registran altibajos. La energía se libera en pequeñas dosis regulares.

 

Eso es clave para los diabéticos, los pre-diabéticos y para el resto de las personas también. Este proceso se mide con parámetros como las hormonas intestinales. Este modo de descarga energética se refleja en el organismo y es ventajoso para el metabolismo y su regulación. Se trata de un proceso descubierto no hace demasiado tiempo. Ayuda a personas con diabetes, con sobrepeso o que están en vías de serlo, pero que pueden ignorarlo. Es importante para todas las personas para mantenerse saludables.

 

¿Es importante para la nutrición deportiva?

Es otra ventaja para otro tipo de población. Si se piensa en esta modalidad de descarga o entrega de energía de forma sostenida, se obtiene la que se necesita, lo que contribuye a la resistencia física. Habría que preguntarles a los maratonistas o participantes en triatlones, hasta qué punto los beneficia este tipo de entrega sostenida de energía.

 

¿Cuál es la visión a futuro de los carbohidratos?

Nos falta aún atravesar un proceso de aprendizaje comparable en gran medida con lo aprendido acerca de las grasas buenas y malas, el reto es saber cuáles buscar. Estos conocimientos son necesarios con relación a los carbohidratos, de los cuales sabemos hay buenos y malos, el trabajo está en saber cuáles se necesitan. No es igual la energía que requiere un deportista que la de una persona sedentaria. Cualquiera que sea la situación, lo mejor es mantener un nivel bajo de carbohidratos.

 

Debemos buscar opciones que aporten energía de la mejor manera para cada persona. La isomaltulosa es una solución. Ya sea que un individuo permanezca largo tiempo frente a una computadora personal o se mantenga activo muchas horas (como las madres), la isomaltulosa ayuda a lo largo del día y no exige al sistema metabólico en cuanto a la regulación de la energía. Allí veo el futuro: en un proceso de aprendizaje para descubrir qué es lo mejor para cada uno de nosotros en cuanto a carbohidratos y realizar las elecciones correctas.

 

Por Marcela Vincenti, Gerente de Contenidos del Food Tech & Summit Expo México


© 2016 Todos los derechos reservados | Encumex